Hablar de Angola como país productivo y rico en minerales, es desear conocer internamente las actividades económicas de un lugar que lucha por salir adelante sin detenerse en las penumbras de la guerra. Por tal motivo abordaremos las más importantes, aquellas que han sido la base principal en la búsqueda de la estabilidad económica.

El país posee un subsuelo con recursos naturales que incluyen petróleo, diamantes y minerales de hierro y oro. Además tiene un importante potencial agrícola, hidroeléctrico forestal y pesquero.

Antes de la independencia la economía era saludable, con un sector manufacturero en vías de expansión, una agricultura autosuficiente, un excedente de cultivos para exportación y recursos naturales en abundancia. El sector petrolero era, y sigue siendo, próspero; mientras que otras actividades están operando a una fracción de los niveles preindependientes.

El producto interno bruto se incrementó en términos reales a un ritmo del 12.5% en 1995. Desde 1993 y hasta la fecha, el petróleo ha sido un pilar fuerte dentro de la economía, llegando a significar el 95% del total de las exportaciones.

En 1987, después de algunos años de política económica marxista, el presidente José Eduardo dos Santos anunció reformas que apuntaban a reducir la dependencia en el sector estatal para incrementar la productividad, adquirir niveles de consumo y poder.

Más tarde, declaró que su intención era buscar una membresía en el Fondo Monetario Nacional (FMI) para beneficiarse de la ayuda financiera de Occidente en un programa de reformas económicas: reestructuración de las empresas del Estado permitiendo con esto una mayor autonomía en la administración y financiamiento de éstas; mejoras en los sistemas de distribución y aprovisionamiento y más incentivos para las pequeñas empresas privadas.

Para lograr lo anterior, se promocionaron actividades industriales y la unión de empresas extranjeras con angoleñas. Un paso que permitió acelerar todo fue la expedición de una ley concerniente a las inversiones extranjeras, la cual ofrecía concesiones arancelarias y permitía la repatriación de los beneficios. En 1989 el país fue admitido en el FMI. Una vez dentro, pudo reestructurar su deuda externa estimada en $11,482,000 dólares.


Embajada de la República de Angola en México
Para comentarios o sugerencias sobre este sitio 
Derechos Reservados©  1998-2000
Sitio desarrollado por
DataFox, S.A. de C.V.

Embajada de la República de Angola en los Estados Unidos Mexicanos